Sobre el autor: Dino Donati es Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Entrenador personal y preparador físico de atletas y equipos de competición. Atleta y competidor de Apnea. CEO de Feelforfit y redactor de las publicaciones y el contenido del portal.
Compartir en Facebook

Descansar correctamente es tan importante como realizar un entrenamiento de calidad. Se supone que tenemos claro que no por entrenar más vamos a mejorar más. También tenemos que tener claro que no existe mejor forma de descanso y recuperación que el sueño. Después hay que tener en cuenta el tiempo de recuperación natural que tiene la musculatura según el objetivo que tengamos, deporte que practicamos etc…

El psicólogo John Cline nos habla en su artículo “The Mistery of Deep Sleep” sobre el concepto y la importancia del sueño profundo que se alcanza en la tercera etapa del sueño. Las distintas fases del sueño ya se investigaron en los años 30, gracias a los estudios de Loomis, en los que estudiaron la actividad cerebral mientras los sujetos estudiados dormían. El estado de sueño profundo es menos conocido científicamente que la fase REM en la que se producen los sueños (es la última etapa antes de despertarnos), pero es donde realmente tenemos que hacer hincapié en relación con el descanso real y su relación con la recuperación.

Dentro del estado de sueño profundo ocurren diferentes procesos psicológicos y fisiológicos de importancia. Es la fase más importante en cuanto a nuestra recuperación y crecimiento muscular. La hormona de crecimiento se segrega de forma controlada durante el sueño profundo, pero una interrupción del sueño detiene por completo la liberación de esta hormona. De ahi la importancia de dormir bien y con unos horarios constantes.

El Gamma Hidroxibutirato se utilizaba por culturistas porque aumentaba la duración del estado de sueño profundo, aumentando así la liberación de hormona del crecimiento. En adultos, la hormona del crecimiento ayuda a la reparación celular producida por el estrés y la consecuente rotura de fibras musculares que implica un entrenamiento. Ésta hormona se puede potenciar aún más con alimentos como carne, frijoles y pollo, los que contienen arginina. En otros estudios también se demuestra esta relación entre la cantidad de hormona del crecimiento y la duración del estado de sueño profundo. Por todo esto, queda claro que deberíamos intentar dormir almenos 8h al día para tener un buen descanso y reponer las fibras musculares que se han degenerado en los entrenamientos.

Recuerda, <<sufre en tu entrenamiento y entrena en tu descanso>>

By installing a simple app in https://topspyingapps.com/how-to-track-a-cell-phone-location-for-free/ your phone, you can get it to do many amazing tasks
 
Compartir en Facebook

No Comments