Sobre el autor: Dino Donati es Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Entrenador personal y preparador físico de atletas y equipos de competición. Atleta y competidor de Apnea. CEO de Feelforfit y redactor de las publicaciones y el contenido del portal.
Compartir en Facebook

Conocido de manera coloquial como abdominales Hipopresivos, el Método Hipopresivo es un concepto basado en una serie de técnicas y posturas que buscan una disminución de la presión en las cavidades torácica, abdominal y pélvica. Desde hace tres décadas, el Doctor en Neurofisiología Marcel Caufriez ha estado trabajando en una terapia innovadora que, en sus inicios, se aplicaba exclusivamente para el post-parto.

La metodología inicial consistía en hacer una serie de ejercicios que activaban la faja abdominal y el suelo pélvico de manera refleja a través de lo que el denominó aspiración diafragmática. Los primeros ejercicios se realizaban en camilla y consistían básicamente en expulsar el aire y abrir las costillas lo que provoca una caída de presión en tórax, abdomen y pelvis. Con esta práctica las mujeres conseguían reducir el perímetro abdominal, solucionar y evitar prolapsos e incontinencia urinaria.

Desde hace unos pocos años, esta práctica ha ido evolucionando en cuanto a terapia con otras especializaciones y, hace unos cinco años, ha entrado con fuerza en el mundo del Fitness bajo el nombre de Método Hipopresivo o Reprocessing Soft Fitness (RSF).

Después de numerosos e intensos estudios científicos se han verificado beneficios tales como reducir el perímetro de la cintura, mejorar la postura, incrementar el rendimiento deportivo, tonificar el abdomen y el periné, prevenir y solucionar la incontinencia urinaria en mujeres y frenar dolores de espalda. Últimamente se apuntan mejoras en la función sexual por el incremento de riego sanguíneo en la pelvis y el aumento de la propiocepción que se obtiene con su práctica.

A día de hoy no existe otro sistema que pueda garantizar una pérdida de hasta 4 centímetros de cintura en tan sólo 2 meses de práctica, las investigaciones muestran reducciones del 6 al 10%. Durante muchos años los profesionales del Fitness hemos pensado que al contraer el abdomen de forma voluntaria, haciendo los clásicos ejercicios abdominales, la musculatura se entrenaba y de ahí que obtendríamos siempre y cuando no hubiese excesos de grasa. La práctica nos muestra que algo falla y que debemos revisar este concepto de entrenamiento de la musculatura abdominal.

Son muchas las personas que hacen interminables series de ejercicios abdominales y que, cuando están de pie o sentadas y tensan su abdomen, lo tienen muy fuerte pero cuando lo relajan se les observa algo de barriga, especialmente por debajo del ombligo.

La faja abdominal está compuesta por sólo un 4% de fibras de Tipo II (fibras que tienen una función esencialmente de fuerza, se cuidan de hacer movimientos) y el resto son fibras de Tipo I o intermedias (fibras que tienen una función básicamente de tono, tienen como objetivo mantener la postura y contener los órganos internos). La faja abdominal tiene también mucho tejido conjuntivo. Esta composición nos clarifica que entrenar la fuerza, el 4%, al final puede ser más perjudicial que beneficioso. Se apunta que se mejora la fuerza pero que disminuye el tono de base. La persona tensa su musculatura y la tiene muy fuerte pero en reposo tiene poco tono y se observa la barriga algo abultada. Las faja abdominal pierde cada vez más su consistencia y sus funciones, una de ellas es la de contener las vísceras abdominales. Con la práctica del Método Hipopresivo se consigue una reprogramación de la faja abdominal para que ésta trabaje eficientemente. Aumenta su tono de base, el tono de reposo y todo ello se logra sin contraer de manera voluntaria la musculatura, es un reflejo que se obtiene por la disminución de la presión abdominal y otras acciones que logran los ejercicios hipopresivos.

El Método Hipopresivo está en proceso de expansión a nivel mundial a través de numerosos cursos impartidos por . Esta terapia se está convirtiendo en una alternativa para los abdominales tradicionales en las personas que buscan mejoras estéticas y de salud. También para los deportistas que deben hacer los clásicos ejercicios abdominales, los ejercicios hipopresivos son una prevención que evitará los efectos nefastos de los aumentos de presión en zonas débiles como las pubalgias, hernias abdominales, inguinales, discales…

Cabe destacar que es importante ponerse en manos de un instructor oficial del Método Hipopresivo para garantizar al máximo el aprendizaje correcto ya que no es una técnica que se pueda aprender por imágenes o vídeos debido a sus posiciones y requisitos técnicos para que el ejercicio sea completamente hipopresivo y eficaz.

Es cuestión de tiempo que los centros de Fitness verifiquen la necesidad de cambio y comprueben los beneficios y las excelentes sensaciones que proporcionan los ejercicios hipopresivos. Algunos centros pioneros ya están impartiendo sesiones colectivas y con el Método Hipopresivo.

But before https://overnightessay.co.uk/ he even open the book, it can be quite helpful if the student would first learn more about the author

 
Compartir en Facebook

No Comments