Sobre el autor: Dino Donati es Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Entrenador personal y preparador físico de atletas y equipos de competición. Atleta y competidor de Apnea. CEO de Feelforfit y redactor de las publicaciones y el contenido del portal.
Compartir en Facebook

Si te gustan los deportes que se practican en el medio natural, sabes que con la llegada del frío es hora de dejar a un lado los deportes acuáticos y sacar del armario la ropa de invierno y su respectivo material deportivo. Hacer descensos con esquís o surfear por la nieve es una práctica con cada vez más adeptos en nuestro país, pero todavía no ha quedado muy integrada la manera de afrontar la temporada desde el punto de vista de la condición física.

Con una puesta a punto, tus probabilidades de lesión se reducirán drásticamente

No importa si eres un dominguero que va a esquiar con poca frecuencia o un usuario habitual en las pistas de esquí. Cada temporada muchas personas sufren lesiones y en un alto porcentaje de ellas, suele pasar por una mala predisposición física. Suena raro hablar de preparación específica para ir a esquiar pero si lo analizamos bien, tiene mucha lógica.

ejercicios para prevención de esquí

Todas las actividades deportivas sobre nieve tienen una repercusión física a nivel articular que conviene reforzar de modo correcto, sobretodo para las personas que a partir de una cierta edad puedan sufrir alguna debilidad articular o los usuarios que dediquen muchas horas a la práctica durante la temporada. Por lo tanto, ya sea a nivel recreativo o para los que se exigen un nivel más elevado, siempre es recomendable estar preparado a nivel físico para aguantar bien las posibles caídas o simplemente la carga sobre las articulaciones de las piernas a las que se someten a lo largo del día. Si hablamos de esquí de fondo entonces la exigencia a nivel preventivo no será tan elevada pero por contra por la dureza del esfuerzo hará falta una buena condición cardiovascular.

Por estas razones, si queremos tratar de disfrutar en las estaciones de esquí de un modo más seguro, es aconsejable acudir a tu centro de fitness habitual y dedicar unas sesiones (2-3h por semana durante 4-5semanas) para tener tu cuerpo a punto para la ocasión. Incluso con poco material lo podrías hacer en casa. En este caso el trabajo muscular es el más importante debido a las variables que se somete nuestro cuerpo. Es muy indicado trabajar la musculación a nivel general para tener un cuerpo más reactivo a todas las situaciones y movimientos. Si ya sueles entrenar tus músculos de forma habitual no hace falta que hagas un trabajo extra ya que no estamos hablando de deportistas de élite.

El entrenamiento funcional sí que es muy aconsejable en cualquier caso por sus variantes propioceptivas (entrenamiento de la sensibilidad a la estabilidad) las cuales son muy similares a las condiciones reales que nos encontramos en la nieve. Hay múltiples ejercicios que se pueden realizar con la ayuda de una Fitball, un Bosu o diferentes tipos de gomas elásticas. Incluso el entrenamiento en suspensión. Estos ejercicios son indicados para todas las edades ya que los niveles de dificultad se pueden ajustar al usuario según edad y otros factores.

preparación física de esquí

Gracias a este entrenamiento las articulaciones (sobretodo en las piernas y hombros) se reforzarán de manera interna; es decir, las propiedades ligamentosas y tendinosas del músculo, como también el propio sentido del equilibrio y la reacción neuromuscular serán más efectivos. Es aconsejable consultar con un monitor de fitness o un profesional especializado para llevar a cabo un control sobre tu entrenamiento.

Some results of the study found that this effect made people feel anonymous and invisible causing them to do and say things they would www.spying.ninja/mspy/ never attempt under their true identity
 
Compartir en Facebook